jueves, 5 de mayo de 2011

ME VOY A BUSCARLO

El señor Delgado me envía a los mares del océano Índico acompañado de un equipo dotado de las últimas tecnologías. Qué bárbaro , cuánto le habrá costado. Sin duda un dispendio. Las instrucciones que recibo son nítidas : buscar en la inmensidad de los mares el cadaver ,o lo que quede de él ,del asesinado Bin Laden. Trabajo tan árduo como duro , complicado y largo en el tiempo. Que Dios me de suerte y perspicacia, las necesitaré en tan delicada misión periodística. Pienso que si lo localicé vivo , si bien bajo la dirección de otro rotativo, porqué no lo voy a localizar muerto y mojado, no amojamado. Una cosa tan difícil y meritoria como la otra , pero después , si lo logro, poco agadecimiento y pocos euritos al bolsillo aunque uno ponga en peligro su vida. Le advierto que no soy experto nadador y que aquella aguas son surcadas por tiburones feroces y hambrientos como buena parte de la gente que vive a orillas de sus mares. No importa, me dice don Felipe, le acompañan en la expedición hábiles buceadores. Usted , limítese a dirigir las operaciones de rastreos, búsqueda y , si  puede, captura del frío fiambre de Ben sobre el que tantas incógnitas sin despejar existen. La primera , sobre si sigue o no existiendo, que de estos americanos no se puede uno fíar. Cerciórese , antes de nada, si el crimen llegó a consumarse o se trata de una mentira más de los yanquis que tanto mienten. ¿ Recuerda las armas químicas y letales que , afirmaban, escondía Sadam ?. ¿ Dónde están ?. Y como esta ,otras muchas que todos conocemos.

Antes de partir hacia no sé dónde para buscar los restos del asesinado, vengativo y vengado Laden , me pruebo la escafandra en la playa de mi casa y hago una pequeña inmersión desde la que, al salir, miro hacia mi terraza en la que mi familia se carcajea. Estoy como un santo con dos pistolas , no me favorece nada. ¿ Con cuántas pistolas , mujeres y niños se defendió Laden del furibundo  ataque del comando que , parece, lo mandó a buscar peces después de muerto ?. Dicen que lo han enterrado , pero, ¿ se puede enterrar a alguien bajo el agua ?. Ni en eso atinan con certeza , mientras muchos se alegran de la posible venganza dándola como cierta. Aunque Laden hubiese cometido la atrocidad que cometió , su crimen es una venganza en toda regla , se diga lo que se diga. Y las reacciones de los supuestos cristianos , de cristiana tiene poco. Lo que yo de buzo. En fin, ya veremos en qué queda la cosa. Prometo, si no soy presa de algún tiburón , de algún talibán o de algún exaltado musulmán o cristiano, seguir informándoles de mi osada misión ante el caso Osama , sin el visto bueno de Obama. Desde la cubierta de la fragata en la que embarco, Wilhelmus Alvarinus Toletanus para todo el mundo.

1 comentario:

  1. No sé de qué manera aparece este texto mío por aquí. Agradedecería información

    ResponderEliminar